domingo, 25 de abril de 2010

Examenes utilizados para detectar anomalias oseas

Gammagrafía ósea

Es un examen imagenológico que muestra áreas de aumento o disminución del recambio ( metabolismo) óseo

Forma en que se realiza el examen

Una gammagrafía ósea implica inyectar un material radiactivo (marcador radiactivo) dentro de una vena. La sustancia viaja a través del torrente sanguíneo hasta los huesos y órganos. A medida que el material se consume, emite radiación, la cual es detectada por una cámara que lentamente rastrea el cuerpo. La cámara toma imágenes de cuánta cantidad de marcador radiactivo se acumula en los huesos.

Si una gammagrafía ósea se lleva a cabo para ver si usted tiene una infección en el hueso, las imágenes se tomarán poco después de la inyección del material radiactivo y de nuevo de 3 a 4 horas después, cuando se ha acumulado en los huesos. Esto se conoce como gammagrafía ósea trifásica.

Para evaluar la enfermedad ósea metastásica, las imágenes se toman únicamente después de 3 a 4 horas de espera.

La parte del rastreo del examen durará aproximadamente una hora. La cámara del escáner se puede mover por encima y a su alrededor, y puede ser necesario que usted cambie de posiciones.

Probablemente se le solicitará beber agua adicional después de recibir el marcador radiactivo para evitar que el material se le acumule en la vejiga.

Preparación para el examen

Usted debe quitarse las joyas o cualquier otro objeto de metal y es posible que le soliciten que se ponga una bata hospitalaria.

Coméntele al médico si usted está o puede estar en embarazo.

No tome ningún medicamento que contenga bismuto, como Pepto-Bismol, durante cuatro días antes del examen.

Lo que se siente durante el examen

Se presenta un poco de dolor cuando se introduce la aguja, mas no así durante el examen. Usted debe permanecer quieto durante el procedimiento y el técnico le dará instrucciones sobre cuándo cambiar de posición.

Se puede experimentar algo de molestia debido al hecho de tener que permanecer inmóvil por un período de tiempo prolongado.

Razones por las que se realiza el examen

Una gammagrafía ósea se usa para:

  • Diagnosticar un tumor o cáncer de hueso
  • Determinar si un cáncer que empezó en otra parte en su cuerpo se ha propagado a los huesos; los cánceres comunes que se propagan a los huesos abarcan el de mama, pulmón, próstata, tiroides y riñón
  • Diagnosticar una fractura, cuando no puede verse en una radiografía regular (en su mayor parte fracturas de cadera, fracturas por sobrecarga en los pies o las piernas o fracturas de la columna vertebral)
  • Diagnosticar una infección del hueso (osteomielitis)
  • Diagnosticar o determinar la causa de dolor en el hueso, cuando no se haya identificado ninguna otra causa
  • Evaluar trastornos metabólicos, como osteomalacia, osteodistrofia renal, hiperparatiroidismo primario, osteoporosis, síndrome de dolor regional complejo y enfermedad de Paget

Valores normales

Los resultados del examen se consideran normales si el marcador radiactivo se mueve de manera uniforme a través de todos los huesos en el cuerpo.

Significado de los resultados anormales

Las imágenes deben mostrar que el material radiactivo se ha distribuido uniformemente en todo el cuerpo y no debe haber áreas de aumento o disminución de la distribución. Los "puntos calientes" son áreas donde hay aumento de la acumulación del material radiactivo; mientras que los "puntos fríos" son áreas donde hay menos captación del material radiactivo.

Riesgos

Si usted se encuentra embarazada o en período de lactancia, el examen se puede aplazar para prevenir la exposición del feto a la radiación. Si usted tiene que someterse al examen mientras esté amamantando, debe extraer y botar la leche materna durante los próximos dos días.

La cantidad de radiación inyectada dentro de la vena es muy pequeña y casi toda desaparece del organismo al cabo de 2 a 3 días. El marcador radiactivo que se utiliza lo expone a usted a una cantidad muy pequeña de radiación y el riesgo probablemente no es mayor al riesgo de las radiografías de rutina o convencionales.

Los riesgos relacionados con el marcador radiactivo en el hueso son raros, pero pueden abarcar:

Hay un ligero riesgo de infección o sangrado cuando se introduce la aguja dentro de la vena.

Consideraciones

Algunas anomalías que se pueden identificar en la gammagrafía ósea con radionúclidos son:

  • Artritis y otras enfermedades degenerativas de los huesos
  • Necrosis avascular
  • Infecciones óseas (osteomielitis)
  • Tumores óseos
  • Displasia fibrosa
  • Fracturas
  • Enfermedad de Paget
  • Cambios de radiación
  • Raquitismo
  • Tumores que se han diseminado de otras partes del cuerpo al hueso (enfermedad metastásica)

Es importante entender que los hallazgos de la gammagrafía ósea deben compararse con otros estudios imagenológicos, además de la información clínica. Usted debe discutir el significado de los hallazgos anormales con su médico.


Rayos X óseo (Radiografía)

En qué consisten los rayos X óseos (radiografía)

Clic para agrandarlas
Radiografía que muestra una vista frontal de ambas manos.

Un rayos X (radiografía) es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar las condiciones médicas. La toma de imágenes con rayos X supone la exposición de una parte del cuerpo a una pequeña dosis de radiación ionizante para producir imágenes del interior del cuerpo. Los rayos X son la forma más antigua y de uso más frecuente para producir imágenes médicas.

Una radiografía ósea toma imágenes de cualquier hueso en el cuerpo, incluyendo la mano, muñeca, brazo, codo, hombro, pie, tobillo, pierna (espinilla), rodilla, muslo, cadera, pelvis o columna.

Algunos de los usos comunes del procedimiento

Radiografía de tobillo (proyección frontal)

Una radiografía ósea se utiliza para:

  • diagnosticar huesos rotos o dislocación de una articulación.
  • demostrar la alineación y estabilización correcta de fragmentos óseos posterior al tratamiento de una fractura.
  • guiar la cirugía ortopédica, como por ejemplo la reparación/fusión de la columna, reemplazo de articulaciones y reducción de fracturas.
  • buscar lesiones, infecciones, signos de artritis, crecimientos óseos anormales o cambios óseos observados en las afecciones metabólicas.
  • asistir en la detección y el diagnóstico de cáncer de hueso.
  • localizar objetos extraños en los tejidos blandos que rodean los huesos o en los huesos.

Forma en que debo prepararme

La mayoría de las radiografías óseas no requieren de una preparación especial.

Se le puede solicitar que se quite toda o parte de su vestimenta y que utilice una bata durante el examen. También se le puede solicitar que se quite joyas, dentadura postiza, lentes y cualquier objeto de metal o vestimenta que pueda interferir con las imágenes de rayos X.

Las mujeres siempre deben informar a su médico y al tecnólogo de rayos X si existe la posibilidad de embarazo. Muchos exámenes por imágenes no se realizan durante el embarazo ya que la radiación puede ser peligrosa para el feto. En caso de que sea necesario el examen de rayos X, se tomarán precauciones para minimizar la exposición del bebé a la radiación. Ver la página de Seguridad (www.RadiologyInfo.org/sp/safety/) para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.

La forma en que se ve el equipo

El equipo generalmente utilizado para las radiografías de hueso consiste en un tubo de rayos X suspendido sobre una mesa en la que se recuesta el paciente. Un cajón debajo de la mesa sostiene la película de rayos X o la placa de registro de imagen. A veces se toma el rayos X con el paciente parado de pie, como en los casos de rayos X de la rodilla.

Una máquina portátil de rayos X es un aparato compacto que puede llevarse hasta la persona en la ama del hospital o a la sala de emergencias. El tubo de rayos X está conectado a un brazo flexible que se extiende sobre la persona, mientras que un portador de película de rayos X o la placa de registro de imágenes se ubica por debajo de la persona.

De qué manera funciona el procedimiento

Los rayos X son una forma de radiación, como la luz o las ondas de radio. Los rayos X pasan a través de la mayoría de los objetos, incluso el cuerpo. Una vez que se encuentra cuidadosamente dirigida a la parte del cuerpo a examinar, una máquina de rayos X genera una pequeña cantidad de radiación que atraviesa el cuerpo, produciendo una imagen en película fotográfica, o en una placa especial de registro de imágenes digitales.

Los rayos X son absorbidos por diferentes partes del cuerpo en variables grados. Los huesos absorben gran parte de la radiación mientras que los tejidos blandos, como los músculos, la grasa y los órganos, permiten que más de los rayos X pasen a través de ellos. En consecuencia, los huesos aparecen blancos en los rayos X, mientras que los tejidos blandos se muestran en matices de gris y el aire aparece en negro.

Hasta muy recientemente, las imágenes de rayos X se han mantenido como copia impresa en película (muy similar a un negativo fotográfico). Hoy en día, la mayoría de las imágenes son archivos digitales que se almacenan electrónicamente. Estas imágenes almacenadas son de fácil acceso y a menudo se comparan con las imágenes actuales de rayos X para el diagnóstico y la administración de enfermedades.

Cómo se realiza

El tecnólogo, una persona especialmente capacitada para realizar los exámenes de radiología, posiciona al paciente en la mesa de rayos X y coloca el sostenedor de la película de rayos X o la placa de registro digital debajo de la mesa en el área del cuerpo de la que se tomará imágenes. En caso de ser necesario, se utilizarán sacos de arena, almohadas u otros dispositivos de posicionamiento para ayudarlo a mantener la posición correcta. Se colocará un delantal de plomo sobre el área pélvica o pechos de ser posible para protegerla de la radiación.

Usted debe permanecer inmóvil y se le puede solicitar que contenga la respiración por unos segundos mientras se toma la imagen de rayos X para reducir la posibilidad de que ésta resulte borrosa. El tecnólogo se dirigirá detrás de una pared o hacia la sala contigua para activar la máquina de rayos X.

Usted será reposicionado para otra visualización y el proceso se repite. Se tomarán por lo general dos o tres imágenes (de diferentes ángulos) alrededor de una articulación (rodilla, codo o muñeca).

Se puede tomar una radiografía del miembro no afectado, o de la lámina epifisaria del niño (donde se forma el nuevo hueso) con fines comparativos.

Al completar el examen, se le solicitará a usted que espere hasta que el tecnólogo determine que se hayan obtenido todas las imágenes necesarias.

Una radiografía ósea por lo general se realiza en 5 a 10 minutos.

Qué experimentaré durante y después del procedimiento de rayos X

Una radiografía ósea no es un procedimiento doloroso.

Puede experimentar incomodidad por la temperatura baja en la sala de examen. También puede encontrar incómodo mantenerse inmóvil en una posición en particular o recostarse en una mesa de examen dura, especialmente si se encuentra lesionado. El tecnólogo lo asistirá para que encuentre la posición más cómoda posible que garantice la mejor calidad de imágenes de rayos X.

Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo

Un radiólogo, un médico específicamente capacitado para supervisar e interpretar los exámenes de radiología, analizará las imágenes y enviará un informe firmado a su médico remitente o de atención primaria, quien compartirá con usted los resultados.

Cuáles son los beneficios y los riesgos

Beneficios

  • Las radiografías óseas reflejan la manera más rápida y fácil para un médico para visualizar y evaluar los huesos rotos y anormalidades en las articulaciones, tal como la artritis, y lesiones en la columna.
  • El equipo de rayos X es relativamente económico y se encuentra ampliamente disponible en las salas de emergencia, los consultorios médicos, los centros de atención médica ambulatoria, asilos y otras instituciones, lo que lo hace conveniente tanto para los pacientes como para los médicos.
  • Teniendo en cuenta la rapidez y facilidad que brindan las imágenes de rayos X, es de especial utilidad en los casos de diagnóstico y tratamiento de emergencia.
  • No queda radiación en el cuerpo de un paciente luego de realizar el examen de rayos X.
  • Los rayos X por lo general no tienen efectos secundarios en el rango diagnóstico.

Riesgos

  • Siempre existe una leve probabilidad de tener cáncer como consecuencia de la exposición a la radiación. Sin embargo, el beneficio de un diagnóstico exacto es ampliamente mayor que el riesgo.
  • La dosis efectiva de radiación de este procedimiento depende de la parte del cuerpo que se examina. Para los rayos X de la columna, la dosis es aproximadamente 1,5 mSv, que es más o menos lo mismo que una persona promedia recibe de la radiación de fondo en 6 meses. Para los rayos X de las extremidades, la dosis es aproximadamente 0.0001, que es lo mismo que una persona promedia recibe de la radiación de fondo en menos de 1 día.Ver la página de Seguridad (www.RadiologyInfo.org/sp/safety/) para obtener mayor información sobre la dosis de radiación.
  • Las mujeres siempre deberán informar a su médico o al tecnólogo de rayos X si existe la posibilidad de embarazo.Ver la página de Seguridad (www.RadiologyInfo.org/sp/safety/) para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.

Sobre la minimización de la exposición a la radiación

Se debe tener especial cuidado durante los exámenes de rayos X en utilizar la mínima dosis posible de radiación y a la vez generar las mejores imágenes para la evaluación. Los concejos nacionales e internacionales de protección de la radiología revisan y actualizan constantemente las normas técnicas utilizadas por los profesionales en radiología.

Los sistemas de vanguardia de rayos X tienen haces de rayos X controlados firmemente y métodos de control de filtración y de dosificación para minimizar la desviación o dispersión de radiación. Esto garantiza que aquellas partes del cuerpo de las que no se toman imágenes reciban la mínima exposición posible a la radiación.

BIBLIOGRAFÍA:

MEDLINE, Enciclopedia. Gammagrafía Osea, United Estates National Library of Medicine, national institutes of health. [En linea] Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003833.htm

RADIOLOGYINFO. Radiological Society of North America and American College of Radiology. [En linea]. Disponible en: http://www.radiologyinfo.org/sp/info.cfm?pg=bonerad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada